Aquaticidad o por qué los bebés deben ir a la piscina

Aquaticidad en bebés. enseña a nadar a los recién nacidos

Si Mariela Villar, responsable de Embarazo Activo, nos explica en su entrevista para Autocontrol Piscinas los beneficios de la Matronatación o natación para embarazadas durante el periodo de gestación, en este post vamos unos meses más allá y os mostramos las ventajas que ofrece la natación en los recién nacidos. Esperamos que os guste.

La aquaticidad

Para los niños, está demostrado que el contacto con el agua en los primeros meses de vida significa adquirir un desarrollo rítmico, así como experimentar y mejorar la capacidad motriz y psíquica.

Y es que el agua es un elemento indispensable para la vida, sobre todo para los bebés, ya que es una fuente de aprendizaje y juego para los neonatos. La acción por la que una persona se relaciona con el agua se llama aquaticidad, y en el caso de los recién nacidos puede ayudar a estimular el crecimiento, favoreciendo el desarrollo del movimiento y de la respiración.

Bebé en la piscina

Actualmente, existen cursos que permiten al recién nacido desarrollar esta habilidad, que además sirven para establecer una primera, y muy especial, comunicación entre padres e hijos. Y es que, la aquaticidad infantil, más allá de traer a la memoria de los neonatos su recuerdo del útero materno, ayuda a los padres a entablar un contacto íntimo con el recién llegado.

Además, el contacto con el agua ayuda a los niños a disminuir el riesgo de ahogamiento en un futuro, ya que permite potenciar la capacidad de flotación y una mayor destreza en el agua y, en el caso de los niños que presentan algún tipo de discapacidad, supone una mejora en la capacidad motriz y psíquica.

 

A partir de qué mes y en dónde

Se puede llevar al bebé a cursos de aquaticidad infantil desde los primeros meses de vida, la única condición es que la cicatrización del cordón umbilical del recién nacida sea completa. No es necesario que los padres sepan nadar puesto que las piscinas elegidas para impartir estos cursos son de escasa profundidad y están dotadas de todos los elementos de seguridad necesarios.

Lo que sí es indispensable es la presencia de un monitor especializado en este tipo de cursos que dirija las clases y nos advierta de los cuidados a tener en cuenta.

Cursos de aquaticidad

Las fases de los cursos de aquaticidad neonatal parten de un periodo de adaptación en el que hay un contacto entre el recién nacido y los padres, etapa que se prolonga hasta el momento en el que el bebé tiene más libertad de movimientos y pueda descubrir el mundo que le rodea. Es importante no forzar ni agobiar al bebé ya que, de lo contrario, éste podría rechazar esta nueva experiencia al considerarla motivo de sufrimiento.

 

Si quieres encontrar a los mejores profesionales del sector piscina desde Autocontrol Piscinas te invitamos a acceder a nuestro directorio de empresas donde podrás contactar y solicitar presupuesto de manera totalmente gratuita.

Comparte este artículo

Artículos relacionados