Climatiza tu piscina y alarga la temporada de baño. Láminas solares de policarbonato (parte 2)

Laminas solares de policarbonato ALT

Siguiendo con nuestro propósito de alargar la temporada de baño climatizando el agua de nuestra piscina, en esta entrada analizaremos el sistema de laminas solares de policarbonato, que son una forma económica, pero sobre todo, ecológica de mantener el agua de tu piscina a una temperatura agradable de una forma muy sencilla. Además evitan la evaporación del agua en temporadas de calor y protegen la piscina de la suciedad y las inclemencias del tiempo.

Más económico a la larga

La cubierta de laminas solares de policarbonato es el método más barato, a la larga, porque gasta menos. El sol es una fuente de calor y energía gratuita que puede hacer las mismas funciones que un calentador o una bomba de calor. Por otro lado, no tiene ningún impacto medio ambiental sobre el planeta y esto supone que será uno de las técnicas más utilizadas por el agotamiento de los combustibles fósiles.

Las láminas funcionan de una manera muy sencilla: cubren la piscina con unos paneles flotantes que se van calentando con la energía solar de manera que forman una capa térmica que hace imposible la pérdida de calor tanto por evaporación como por transferencia a través del líquido.

¿Cómo funciona?

Además, conforme va pasando el día acumulan el calor que les da el sol y consiguen subir entre 4 y 8 grados la temperatura del agua, sin necesidad de consumir energía sucia. La mayoría de estos paneles son transparentes por la parte superior y negros por la parte inferior, de manera que la energía solar es atraída por la parte baja y transferida directamente al agua con la que está en contacto.

Las ventajas de este tipo de calentamiento son diversas, además de las que ya hemos citado; evita caídas de niños o animales, no ocupa apenas espacio, no necesita tuberías de conexión, ni bombeo, elimina humedad y filtración, y reduce la utilización de productos químicos.

Tipos de apertura

La instalación de estas laminas solares de policarbonato corre a cargo de los profesionales especializados en esta cobertura plástica. Los paneles son flotantes y sólo se debe escoger la forma en que queremos que se abran y se cierren; en horizontal, desde dentro o fuera de la piscina, instaladas en el borde o en el centro.

Como desventaja, hemos comentado que esta técnica de cobertura es de las más económicas en cuanto a su gasto mensual, pero eso no implica que el producto en sí sea barato.La inversión inicial para este tipo de protecciones suele ser algo elevada. Para eso lo mejor es ponerse en contacto con un profesional y solicitar un presupuesto.

 

Si quieres encontrar a los mejores profesionales del sector piscina desde Autocontrol Piscinas te invitamos a acceder a nuestro directorio de empresas donde podrás contactar y solicitar presupuesto de manera totalmente gratuita.

Comparte este artículo

Artículos relacionados